El Comercio Electrónico y sus ventajas para empresas y clientes.

Hoy en día un punto clave para una empresa, es tener presencia en el comercio electrónico. Cada vez son más las firmas que apuestan por este tipo de comercio y muchas junto al comercio convencional innovan lanzando sus productos y servicios al mundo de la red.

Las ventajas y beneficios que aporta este tipo de comercialización resultan bastante significativas en las cuentas de resultados. Una buena gestión, comercialización y publicación de los productos y servicios, hace que los clientes puedan decantarse en mayor o menor medida por este tipo de comercio.

Las ventajas que tiene el Comercio Electrónico para un cliente son bastantes significativas. Tienen acceso a todos los productos y servicios que una empresa te ofrece. Pueden acceder a este comercio desde cualquier lugar y en cualquier momento sin horarios, el momento lo elige el cliente, ya sea desde casa, el trabajo o a través de un dispositivo con conexión a la red. El tiempo que se destina a las compras en comercio convencionales, el cliente lo puede dedicar a otras actividades menos estresantes.

Las compañías también encuentran muchas ventajas con este tipo de comercio, se ahorran el alquiler o compra de un local y los gastos que se derivan de ellos. También tienen menos personal para atender al cliente, esto conlleva una reducción de gastos en nóminas, seguros y supone para las empresas una forma significativa de abaratar coste y por tanto derivar ese ahorro a la rebajas de los productos y servicios que ofrecen, resultado así mucho más rentables y asequible para todo tipo de clientes.

El cliente llega de cualquier parte, se conecta a nuestra empresa y le mostramos un catálogo con nuestros productos y servicios mediante fotografías, videos, folletos, entre otros. De esta manera también podemos fidelizar la relación con el cliente informándoles y haciéndoles llegar ofertas, promociones y nuevos productos y servicios relacionados con sus comprar. Mediante el Comercio electrónico la relación con el cliente se hace mucho más estrecha creando vínculos, las empresas de este modo tiene constancia de los gustos y preferencias de los compradores.