Girona, gastronomía de mar y montaña

Si de una cosa bien puede presumir Girona es de contar con una rica y sabrosa gastronomía, una cocina que ofrecen a todos aquellos que visitan la ciudad catalana. Su cocina logra fusionar tradición y buenas costumbres alimenticias, dando lugar a la creación de auténticas delicias culinarias que fascinan y enamoran a todos aquellos que se acercan a conocer la ciudad gironina. Nuestro paladar agradecerá habernos acercado a esta ciudad, no sólo por sus bellas playas y hermosas montañas sino por sus platos típicos. Todo un deleite.

Si decides alojarte en uno de los confortables hoteles en el centro de Girona no puedes dejar pasar la posibilidad de conocer los restaurantes más típicos de la zona y comer los platos más demandados y de mayor éxito. La cocina de Girona se caracteriza por brindar platos de mar y platos de montaña, lo cual ofrece un amplio abanico de posibilidades a todos aquellos que se acercan a la ciudad durante sus vacaciones o una escapada de fin de semana.

Frescos mariscos y pescados recién salidos del mar, variadas verduras de huerta y una jugosa carne de vacuno son los productos que mayor sabor aportan a la gastronomía gironina.  El pescado es uno de los productos indispensables en la mesa de los restaurantes de Girona destacando muy especialmente el suquet de pescado, el rape o la lubina. Entre los platos más tradicionales mencionar los caracoles a la llauna, la butifarra con mongetes, las habas catalanas, la olla de pescadores, la fideuá con all i oli, el cerdo con hierbas aromáticas o la escudella, entre otras apetitosas posibilidades.

Los embutidos también son reyes de las mesas de Girona, en general de toda Cataluña, con la butifarra como principal protagonista, así como el bull. Si de dulces hablamos, los más típicos son los panellets, las cocas, la crema catalana y el ratafía, un licor de nueces. Anímate a visitar Girona unos días y disfruta de la deliciosa y saludable cocina que podremos degustar durante nuestra estancia. Quedarás rendido a sus pies. ¿Te apuntas a disfrutar del mejor turismo gastronómico?

2013-04-20 21 03 35

Vinilos para los muebles del hogar

Si bien es cierto que los vinilos decorativos fueron en un inicio creados para ser adheridos sobre las paredes de nuestro hogar, en la actualidad nos podemos encontrar vinilos pegados en infinidad de superficies de lo más variopintas, desde las paredes lisas de toda la vida hasta la superficie de vehículos como coches o embarcaciones.

Ya no resulta ninguna novedad decir que los vinilos decorativos se han convertido junto a los fotomurales, en los reyes de la decoración de interiores, y ello es en gran parte debido a la infinidad de diseños y propuestas novedosas que nos brinda el mercado de los vinilos, permitiéndonos colocarlos tanto en espacios más clásicos como en espacios mucho más modernos a unos precios de lo más reducidos, y con una fácil colocación.

Su uso se ha ido extendiendo rápidamente a todo tipo de superficie lisas como ventanas, espejos, baños, cocinas o el mobiliario de las estancias de nuestra vivienda. Y es que los vinilos decorativos se han convertido en el complemento perfecto para lograr realzar cualquier estancia u objeto de nuestro hogar. Con un toque de imaginación y de creatividad, lograremos conseguir el efecto deseado gracias a los vinilos decorativos.

Sin duda alguna, le ha tocado el turno a los muebles de la casa, desde aquellos muebles más modernos y de última generación, hasta aquellos muebles más clásicos que precisan de un toque de originalidad. La extensa gama de vinilos existentes en el mercado nos permitirá dar con el vinilo que más se adapte y ajuste a nuestras necesidades, según el mueble en el cual deseemos pegar nuestro vinilo.

Estos elementos decorativos se adaptan perfectamente a cualquier tipo de mobiliario, pudiendo ser retirado de forma sencilla y sin dejar ningún tipo de mancha o restos que puedan estropear el mueble. Motivos abstractos, formas florares, o vinilos de dibujos para los más pequeños darán un toque alegre y de color a las aburridas líneas de nuestros muebles. En el caso de que nuestro mueble haya sufrido una ralladura o golpe, gracias a los vinilos podremos disimularlo a la perfección.

2013-04-12 18 00 54

¿Qué son las bolsas de bichat?

Muchas son las personas que desconocer el término bolsas de bichat. Cuando hablamos de este problema estamos haciendo referencia a los acúmulos de tipo graso que se sitúan en la zona de las mejillas. Existen algunos casos en los que estas acumulaciones grasas son excesivas, y ese tejido crea una apariencia de cara muy redondeada, con perfiles y ángulos del rostro que se encuentran poco definidos, con un aspecto del rostro obeso.

Este problema tan habitual tiene solución de forma sencilla y rápida a través de la cirugía, pudiendo retirar aquel tejido graso sobrante aportando un perfil del rostro más acorde a las facciones de la personas, dando mayor definición a las estructuras óseas.  La extracción de las bolsas de bichat, también conocida como la bichatectomía es un tipo de cirugía plástica, elimina el sobrante de grasa, siempre aportando una simetría entre ambos lados de la cara.

Cabe decirse que la bichatectomía se trata de una intervención en la cual se aplica anestesia local, sedación o bien anestesia general. La extracción de las bolsas de bichat se llevará a cabo por dentro de las mejillas. La recuperación tras dicha intervención es bastante rápida, pudiendo volver nuevamente a realizar las actividades habituales prácticamente el mismo día. Es importante saber que las cicatrices quedarán por dentro de la boca, por lo que no quedará ningún tipo de señal en el exterior del rostro.

Por norma general, esta intervención puede combinarse con otros procedimientos para lograr mejorar la apariencia y la estructura facial mucho más atractiva, como la rinoplastia, la implantación de pómulos o bien la liposucción de cuello, entre otras posibles intervenciones, dependiendo de cada caso concreto, dependiendo de cada paciente. La cirugía de las bolsas de bichat puede provocar, como en cualquier operación de dicho calibre, una serie de efectos post-operatorios como la aparición de hematomas o bien infecciones.

2013-04-12 20 40 25

La nulidad de una parte del contrato o del todo

¿Qué sucede cuando hemos firmado un contrato y luego por el motivo que sea resulta que una de las cláusulas que ese contrato incorpora no se ajusta a Derecho? Lo normal, y habitual, es obviamente firmar un contrato que en todos sus puntos, en todos sus aspectos, un contrato que en todas sus interpretaciones, que en todas sus formalidades y que en todo su fondo se adapte a Derecho, y no contravenga ninguna ley o reglamento que pueda hacer que el mismo sea considerado nulo por contravenir a Derecho, pero aquí vamos a exponer que sucede cuando, aún y no resultar deseable sucede algo así.

Primero de todo decir que si existe importancia en contratar a profesionales para que nos redacten los contratos a firmar, pues son los auténticos formados, capacitados y expertos al respecto, es precisamente para evitar percances, o mejor dicho graves problemas como este. Y decimos graves problemas, pues un error en cualquier punto, puede dar al traste con cualquier contrato que hayamos firmado.

Decir que detectado el caso de una cláusula de un determinado contrato que no se adapta a Derecho nos podemos encontrar ante dos escenarios. Dos escenarios bien distintos y con consecuencias bien distintas:

Por una parte nos podemos encontrar con que el juez que analice el controvertido contrato dicte la nulidad de la cláusula lícita o ilegítima (por ejemplo, puede resultar legal pero abusiva), pero que no dicte la nulidad de pleno Derecho de todo el contrato. Ello es así, por ejemplo en cláusulas no ajustadas a Derecho que de su nulidad no se infiere un cambio sustancial en las características, ni en las obligaciones o derechos que se desprenden de este contrato.

Y por otra parte, nos encontramos con aquellos casos en los que una simple cláusula no ajustada a Derecho provoca la nulidad de todo el contrato, ello es así, en las cláusulas especialmente “sensibles” que de su inaplicación, nulidad o modificación, se desprende una modificación o cambio sustancial en las condiciones contractuales inicialmente pactadas. abogados accidentes de tráfico.