Residencia de estudiantes en Barcelona: lo ideal durante la vida universitaria

residencia-universitariaLa mejor parte de ser jóvenes son todas las experiencias que quedan por vivir, comenzando por la etapa universitaria a través de la cual se lleva a cabo la transición de joven a adulto. Durante este período, es totalmente necesario contar con una residencia de estudiantes en Barcelona, si planea realizar estudios en la Politécnica de Catalunya, la UB, la Autónoma de Barcelona u otra universidad prestigiosa de la zona.

Lo que caracteriza a los universitarios es su  gran disposición para realizar nuevas actividades, conocer gente y superarse. En este sentido, sus agendas están la mayor parte del tiempo ocupadas. Así que al final del día, lo más importante es tener un lugar cómodo donde descansar, y mejor aún si se trata de un ambiente de fraternidad, donde todos compartan los mismos intereses para que se puedan formar lazos de amistad duraderos.

Por otro lado, las responsabilidades académicas son primordiales para un estudiante, es por esto, que se hace necesario contar con un mínimo de infraestructura para estudiar, es decir, una mesa adecuada y espaciosa para colocar los libros, el ordenador y los apuntes, con una silla  ergonómica, ya que probablemente una cantidad importante de tiempo estará destinada a trabajar desde ese puesto.

A pesar de las comodidades que ofrece una residencia estudiantil, los jóvenes tienen la obligación de cumplir con normas de convivencia, lo que a su vez implica realizar ciertas tareas domésticas con la finalidad de mantener el orden de los espacios comunes y privados. Esta dinámica implica desarrollar valores tales como la tolerancia, el respeto y la solidaridad, los cuales deben ponerse en práctica entre los residenciados para garantizar el bien común.

Finalmente, todas las experiencias acumuladas durante esta etapa formarán las bases de lo que será la vida adulta, y son parte fundamental del proceso de madurez. De esta manera. una residencia estudiantil aporta un gran aprendizaje que quedará a lo largo de la vida.