Cómo limpiar un microondas

El microondas es, junto a otros electrodomésticos que podemos encontrar en las cocinas como las neveras, uno de los aparatos que más puede acumular malos olores. Por este motivo, y con el objetivo de evitar esto, os dejamos una serie de puntos que debéis seguir para tener siempre vuestro microondas en perfectas condiciones y un buen estado.

Pues bien, para ello, lo primero será llenar un vaso de agua. Añadir una cucharada de vinagre blanco y ponerlo en el microondas, como te puedes imaginar, el recipiente en cuestión debe ser un aparato apto para este tipo de electrodomésticos. Déjalo encendido con el recipiente dentro durante cinco minutos. Es posible que necesite menos tiempo en un microondas de alta potencia, hará que el vapor llegue a las paredes del microondas y ablandará la suciedad seca.

161

Transcurrido este tiempo ya sí será el momento de retirar el recipiente de vidrio. Limpia el interior del microondas con un trapo limpio. Por supuesto, tendrás que retirar el plato giratorio y lavarlo como si de un plato convencional se tratara. Tú mismo podrás observar con estos cómodos y sencillos pasos que la suciedad habrá desaparecido por completo y que, además, los olores habrán sido erradicados también.

Como veis, se trata de un proceso de limpieza muy similar al que se suele seguir a la hora de limpiar una nevera. Y es que si hay algo claro en este sentido es que los remedios caseros para erradicar los malos olores en la mayoría de ocasiones suelen acabar convirtiéndose en la mejor opción sin lugar a dudas a la hora de lavar este tipo de electrodomésticos. Desde aquí os recomendamos que evitéis en la medida de los posibles los productos químicos para limpiar este tipo de piezas. Ante cualquier problema, llamad a las agencias de limpieza en Barcelona.

Deja un comentario