Despedida en Tarragona: una introducción a nuestra nueva vida

En la época moderna, entre relojes, horarios y calendarios, las agendas se siguen de una forma rígida. Nacer, estudiar, trabajar y casarse son todos pasos que se esperan seguir a rajatabla, y resultan casi sistemáticos. Sin embargo, a pesar de que puede sonar pesado, hay una increíble diversidad en todo, y cuando se trata de aspiraciones o de cómo celebraremos nuestra boda y la previa despedida en Tarragona, cada quien tiene un estilo propio.

Más allá de una costumbre o una expectativa de la sociedad, su verdadero beneficio es la alegría que proporcionan y cómo marcan los cambios en la vida. En general, seguimos rutinas con poca novedad, y las ocasiones de giros drásticos no son muchas. Pero, por esta razón, es que el festejo resulta tan anticipado.

Inclusive se podría llegar a mencionar que estas variaciones establecen las diferencias con los demás seres vivos. Mientras un animal se limitará a sobrevivir y dejar progenie, nosotros tenemos objetivos y un progreso constante hacia una existencia a lo superior, cambiando cada vez las metas a seguir.

Es por ello que se realizan los estudios para después entrar al mundo laboral, y también el motivo por el cual escoger la pareja correcta se limita a mucho más que solamente la atracción, ya que con ellos estableceremos un cambio definitivo y tomaremos responsabilidades nuevas.

¿Por qué un festejo anterior al casamiento?

El matrimonio ya resulta un gran evento de por sí, y requiere muchísima organización previa de parte de los enamorados para poder establecerse, así como del mismo día, causa por la cual puede parecer superfluo el realizar algo antes.

No obstante, si la unión de dos personas es el comienzo de una nueva etapa donde se comenzará a formar la familia propia, entonces una despedida de soltero es, como bien indica el nombre, el cierre de momentos, buenos y malos, que no volverán.

Por esto, la mejor manera de enfrentarse a las cosas nuevas que habrán de venir con entusiasmo y alegría, es terminando bien las cosas que no se volverán a hacer, y permitiéndose un día de diversión juvenil que perdurará en nuestra memoria como un cálido recuerdo.

Deja un comentario