Licencia de navegación, lo que debemos saber antes de tomar el curso

Para recibir una licencia de navegación es imprescindible tomar un curso teórico y práctico, el cual debemos aprobar, para así, tener las riendas del navío, pero es conveniente saber qué puede conseguirse por dos medios, aprendiendo mediante la enseñanza o convalidando el titulín anterior con las prácticas homologadas, por lo tanto, es necesario localizar empresas que tengan la experiencia que se requiere para lograr obtener lo deseado.

Ahora bien, ¿para qué nos sirve esta licencia, cuál es su alcance?, pues nos permite realizar lo siguiente:

  • Navegar

Podemos hacerlo con barcos de hasta seis metros de eslora, con potencia adecuada. La navegación debe ser diurna, desde la hora de salida, hasta la puesta del sol.

  • Dirección

Es lo que hace posible conducir la nave direccionándonos para donde queramos, sin embargo, no podemos alejarnos a más de dos millas del puerto o marina.

A pesar de que deseemos obtener esta licencia, se deben conocer ciertos términos básicos, porque es probable que los instructores asuman que los conocemos, por ello es recomendable saber cómo se denominan las partes de la embarcación, por ejemplo, lo de adelante se llama proa, la de atrás popa, el lado derecho recibe el nombre de estribor y el izquierdo babor.

Por otro lado, cuando medimos el barco en la parte larga obtenemos la zona denominada eslora, el ancho es denominado manga y el alto es el puntal, este está dividido en dos, uno de ellos es llamado el calado y es fundamental saber cuál es su longitud, ya que si mide medio metro, necesitamos esta cantidad de agua para poder atracar.

En realidad son unas nociones generales que debemos conocer antes de iniciar el curso, es importante destacar que no es un requisito, no obstante, no está demás preparase y tener una idea de lo que vamos a enfrentar, así que si las ganas existen, pues manos a la obra.

Deja un comentario