Tratamiento adicción al sexo Madrid: el erotismo exagerado afecta el matrimonio

La vida sexual es parte de las actividades normales de un adulto física y mentalmente sano. Sin embargo, cuando se transforma en el eje alrededor del cual giran los pensamientos, las emociones y las acciones es señal de que se ha llegado a convertir en una complicación. Y es entonces que se debe solicitar la ayuda. Acudir a un tratamiento adicción al sexo Madrid es el segundo paso para descubrir la salida.

El primero es identificar que ocurre algo que carece de lógica. Ya que no hay modo de que quien está aquejado, por su cuenta o inclusive con soporte profesional, pueda resolver una situación de dependencia a menos que reconozca que esta existe y esté dispuesto a recibir auxilio.

¿Cómo se manifiesta la adicción al sexo?

El individuo, por lo general un hombre, siente una angustia o inquietud de origen diverso que solo se controla practicando una conducta sexual. Cada caso es único pero, es común que se manifieste manteniendo largas sesiones de erotismo telefónico, viendo películas o vídeos pornográficos con avidez, masturbándose repetidamente, teniendo con una frecuencia absurda contacto carnal con desconocidas y prostitutas o una combinación de todas ellas.

El punto es que el enfermo desespera por encontrar alivio, es un adicto. Y en ocasiones esto alcanzar a afectar incluso sus relaciones sociales, personales, familiares y laborales. Además, le produce sentimientos de culpa que no lo detienen, sino que sucede lo opuesto, empeoran el malestar psicológico.

Las víctimas pueden ser solteras; no obstante, también pudieran estar casadas con lo que aumenta el número de afectados. Y por más paciencia y comprensión que tenga la otra persona llega un momento en que la condición se le hace insostenible y desea renunciar. Afortunadamente, la terapia de pareja en Madrid es una opción disponible.

¿De qué manera funciona la terapia de pareja?

El psicoterapeuta principalmente escucha con empatía a uno y a otro, permitiéndoles compartir en un ambiente controlado, seguro y no hostil, todo aquello que les preocupa, entristece o enoja. Es necesario que se establezca una relación de confianza entre el asesor y los cónyuges, de lo contrario las consultas constituyen una pérdida de tiempo y dinero.

Es importante que la gente entienda que ambos son contribuyentes al problema, aunque como están dispuestos a buscar asistencia muy probablemente aún encuentren solución. Si no se amaran o pensaran que de alguna forma deben continuar juntos, no estarían recurriendo a un elemento externo para que les tienda una mano, guiándoles hacia experiencias agradables y desprovistas de ingredientes conflictivos.

Al igual que el cuerpo se enferma a veces, la psiquis asimismo se aflige. Y recurrir a los entes profesionales que colaboran en el restablecimiento de la salud es lo mejor en estos asuntos.

Deja un comentario