Tratamiento de aguas residuales urbanas: no hacerlo afecta la calidad de vida

El cuerpo humano es un 70% de agua, es por ello que este líquido es muy importante para el buen desarrollo de todo ser vivo, una necesidad que no nos podemos dar el lujo de perder y descuidar, siendo así tenemos que darle la importancia que merece al tratamiento de aguas residuales urbanas, por el simple hecho de que, si no se trata adecuadamente ese problema, es un potencial criadero de gérmenes, bacterias y enfermedades que podrían perjudicarnos.

Este inconveniente es más grave en países que están subdesarrollados o del tercer mundo, estados africanos como el Congo por ejemplo, se ve afectado por no disponer de agua potable, se puede ver a pequeños niños consumir directamente de estancamientos contaminados,  teniendo como resultado enfermedades y en muchos casos la muerte del menor.

La pobreza y el mal manejo de recursos conllevan a la situación antes mencionada, hay que agradecer las facilidades que tenemos en España, pero aun así, hay que ser conscientes del cuidado y la correcta limpieza de este líquido.

En las zonas residenciales comúnmente existe un sistema para evitar el estancamiento de las aguas residuales que son las que se encargan de transportar los desechos fisiológicos y orgánicos. Si el sistema presenta fallas puede generar graves problemas para la comunidad, uno de los más superficiales es el mal olor en las adyacencias del estancamiento, pero podría desencadenar una ola de malestares en la salud de los vecinos.

Principales problemas que pueden ocasionar

La aparición de posos sépticos es el principal problema, afectando enormemente el medio ambiente y sus habitantes, convirtiéndose en una mina de bacterias que podrían ocasionar problemas de salud muy graves, incluso el despertar de nuevas enfermedades por la cantidad de desechos que se combinan en ese lugar.

En las casas se acostumbran a guardar agua en recipientes sin saber que eso también se podría transformar en cuna de zancudos transmisores del dengue, zika, entre otros.

Formas de prevenir estos problemas

Estar cambiando regularmente los depósitos de agua evitaría el desarrollo de mosquitos, darle el mantenimiento adecuado y oportuno a las tuberías de aguas negras, para evitar su obstrucción y que se puedan convertir en pozos sépticos.

Deja un comentario