Tres tipos de micrófonos para tus presentaciones corporativas

Cuando hablamos de un evento de grandes dimensiones, como puede ser una presentación corporativa, un evento ante inversores, con clientes o proveedores, una de las cosas que más debemos de cuidar es el sonido.

Una imagen vale más que mil palabras, sin duda. Pero de nada sirve ir con una reunión bien preparada si luego el sonido es de mala calidad y el caos se apodera de nosotros. No es para menos.

¿Habías valorado contar con una solución de calidad? El micrófono inalámbrico de diadema es muy habitual en actos de este tipo; sin él, lo único que vamos a conseguir es terminar gritando y que solo nos oigan los asistentes más cercanos a nuestra posición.

Imagen: unsplash.com

Asimismo, olvídate de improvisar. Se recomienda hacer pruebas de forma previa para asegurar que todo funciona correctamente y que se cumplen las necesidades de nuestro evento.

¿Qué otras opciones de sonido tenemos a nuestra disposición? La variedad en el mercado es considerable y dependerá un poco de las características de nuestra presentación. Nosotros hemos seleccionado tres tipos. Aquí te dejamos sus características para que decidas por ti mismo.

Si buscas una solución estándar: micrófono de mano inalámbrico

Es el micro de toda la vida. El de los cantantes. El principal “problema” de este modelo es que anula una de tus manos, ya que la necesitas para sostenerlo. Para gente muy expresiva o que le guste gesticular mucho, el hecho de perder una mano supondrá una pega.

Incluso puede suponer un problema dado que a veces tendemos de forma natural a alejar el micro de la boca y se pierde el sonido. A esto añadiremos el hecho de que en una presentación larga puede agotar un poco tener que sostener el micro.

Si eres inquieto, pasemos a otra alternativa.

Para los más profesionales: micrófono de diadema

Los micrófonos inalámbricos de diadema son los que vemos en las charlas TED, por ejemplo o el que lleva un regidor en plató (aunque estos últimos son más aparatosos). Este modelo presenta una ventaja reseñable: no importa cómo muevas la cabeza, la distancia respecto a la boca será siempre la misma.

Además producen el sonido más uniforme, pero hay que cuidar que no se sitúen justo delante de los labios, ya que la respiración puede genera ruido desagradable como siseos o silbidos.

Con la salvedad de que es necesaria una petaca que deberá acompañarnos, es una de las mejores opciones dado su facilidad de adaptación.

 Si prima la comodidad: micrófono de mesa

Aunque se aconseja evitar el uso de este tipo de micrófonos ya que atriales o mesas forman, de manera simbólica, una barrera entre interlocutor y público, a veces pueden ser necesarios según el tipo de evento.

Se recomienda para en eventos en los que sobre el escenario en cuestión circulen varios ponentes, invitados u oradores. Sirven también para mesas redondas y escenarios con sofás o sillones.

¿Con qué micro crees que te sentirás más cómodo?

Deja un comentario